El concursante se encontraba muy bien posicionado para llevarse el bote, pero un municpio de Asturias impidió lograr el resultado final

Pasapalabra volvió a tener uno de los duelos más desequlibrantes con Nacho y Pablo, que son dos concursantes que no han dejado de apostar por hacerse en cada program acon un premio que, a fin de cuentas, bien podría llevarse uno pero también el otro. Esto lo vimos en esta edición con Roberto Leal.

Donde el presentador volvió a cifrar que ambos participantes se encontraban cada vez más cerca del bote acumulativo del programa, que esta vez supera los 300.000 euros y se posiciona en los 352.000, una cantidad de la que Nacho estuvo al límite de sus posibilidades para llevárselo.

Pasapalabra
Nacho perdió el bote en Pasapalabra

Nacho fue el mejor posicionado para llevarse el premio de Pasapalabra

Es así que después de unos días donde Pablo pintaba como el mejor posicionado para hacerse con él, esta vez Nacho volviño para plantarle cara… y vaya si lo hizo, que se quedó a solo una pregunta de resultar ganador en una pelea más cercana a la reválida del concurso que de asentar sus bases.

Es así que comprobamos que Nacho sacó su lado más habilidoso para empezar acertando cuantas más mejor de una sola atacada, una estrategia que lleva siguiendo semanas y que no se le da especialmente mal. Así, y luego de tomarse un respiro, continuó con su participación a trompicones y en la letra Q.

Pasapalabra
Un nuevo duelo vibrante entre Pablo y Nacho en Pasapalabra

El concursante vio como su rival falló al borde del final

Que fue cuando volvió a pausar su participación. A falta de 67 segundos llegó a la T, donde volvió a pasar. Fue ahí cuando el concurso dio un giro y, si al principio Nacho y Pablo se manenían a iguales distancias con los dos con altas posibilidades de llevarse, Nacho marcó la diferencia y acertó la pregunta de la U.

Que fue la que marcó el punto de inflexión. Fue ahí cuando Pablo, que se hacía ver algo descolgado, falló en la letra T y perdiendo la oportunidad de llevarse el bote: “Estamos solos tú y yo”, le dijo Roberto Leal. “Municipio de Asturias donde en 2007 se inauguró el Parque de la Prehistoria”, preguntó. Nacho dejó pasar el tiempo para no equivocarse (llevándose 1.200 euros) y descubrir que se trataba de “¡Teverga!”.