El Celta de Vigo inicia un plan para ingresar 80 millones de euros con la venta de Maxi Gómez

El fútbol español vuelve a ser atacado por la potencia económica de la Superliga China. Al interés por Jonathan Viera hay que sumarle en los últimos días la opción de que Iago Aspas termine marchándose al Beijing Guoan. El Celta de Vigo confía en la continuidad de su delantero a corto plazo, pero con vistas a la próxima temporada ya está trabajando ante la posibilidad de que termine haciendo las maletas.

Maxu Gómez / Agencias

Así, el primer movimiento a realizar por el club gallego es el de intentar mejor el contrato de su otro delantero referencia como es Maxi Gómez. El uruguayo ya estuvo a punto de hacer las maletas el pasado mes de enero y ahora el Celta de Vigo quiere recompensarle con un ascenso tanto de su salario como de su cláusula de rescisión. Actualmente la cláusula de salida de Maxi Gómez está fijada en 50 millones de euros, una cifra que desde el club ven muy baja teniendo en cuenta las cantidades que se están pagando por otros delanteros. El objetivo por lo tanto es mejorarla hasta los 80 millones de euros.

© Copyright 2019 GOL digital ·