“Cesc, no sientes los colores”