Chica vasca acude a First Dates porque en su tierra no hay hombres para ella

La vitoriana salió de viaje en plan de conquiste y no se devolverá con las manos vacías

La comensal de hoy llegó al restaurante de Cuatro desde muy lejos con un solo propósito, ligar con algún chico y no llegar sola a tierra vasca, First Dates tuvo la oportunidad de recibir a Beatriz. Quien viajo desde Vitoria para afrontar el reto de encontrar pareja en el famoso dating show de Mediaset.

La mujer contó en su llegada al restaurante, que decidió aceptar su participación en el programa, pues en su tierra natal no hay hombres de su gusto. Además confesó que últimamente ah estado un poco salidilla y también quiere encontrar a alguien con quien compartir momentos muy íntimos. Beatriz no pierde el tiempo.

vasca first dates
Para fortuna de Beatriz, Juan Manuel vive en Bilbao, y ambos congeniaron muy bien.

Una coincidencia en First Dates que parece gustarle mucho a la chica vasca

La cita de Beatriz llegó al dating show en busca de alguien que le tenga paciencia, pues es un poco fiestero y eso no le ha gustado a sus anteriores parejas. Sin embargo eso es algo que no le importaría a la comensal. Ya que también parece gustarle esa vida bohemia. No obstante la primera impresión de la vasca fue muy normal.

El punto a favor de Juan Manuel es que es natural de Bilbao, muy cercano al lugar donde reside Beatriz. De hecho eso fue lo que entusiasmo a la chica y decidió seguir con la cita adelante. Hubo un momento donde la mujer decidió ir al baño para hablar con una amiga y contarle como iba todo. “sabía que se lo iban a poner de Bilbao” le dijo su amiga por teléfono, pero la comensal justificó. “Es que en Vitoria ya sabes que no hay mucho mercado“.

Los casi paisanos disfrutaron de una velada genial en First Dates y el resultado fue positivo

Los dos comensales vascos pasaron a la mes apara empezar con el típico ritual de conocer al otro. Para fortuna de ambos, congeniaron muy bien y rieron bastante, una cualidad de los dos ya que sus personalidades son cómicas. Además Beatriz y Juan Manuel hablan el idioma euskera, algo muy natural en los vascos de pura sangre.

Luego de la cena, los dos pasaron a tomar el postre al privado, donde disfrutaron además de una sesión de fotos muy divertida. Esto les ayudó a conectar mucho más ya que los hizo entrar más en confianza. Pues la chica decidió dar el si al igual que él, en tomar una segunda cita. “Al menos me llevo un follamigo” concluyó la vasca.

First Dates Agustín