Chicote pierde los papeles con pitorreo a la carta de Reduslim

Gran polémica ha soltado el famoso chef una vez ha decidido enfrentar un caso que le incluye de forma legal

Perder los papeles para alguien de la farándula puede parecer normal, lo que no es normal es la manera en la que le ha pasado al chef. Alberto Chicote aparece en las referencias de Reduslim, unas pastillas que según los enunciados son ideales para perder peso. Lo que sucede es que le meten como referencia, y hasta usan su imagen para hacer gala de ello.

Este producto no es un producto que se promocione de forma abierta, no lo recomiendan los médicos ni se puede obtener en una farmacia. Solo se entrega a través de una web y lo peor de todo es que su publicidad es engañosa. De hecho, el propio Chicote ha llamado a los números que aparecen allí y tras recibir las respuestas que buscaba ha amenazado con una vez colgara el teléfono iría a poner una denuncia.

Chicote Pesadilla cocina
Chicote confiesa que en sus primeros programas en Pesadilla en la cocina sintió miedo

Hacer uso de la imagen de Chicote, es un tema que ya tiene en custodia a Reduslim

La llamada aunque experimental ha servido para aclarar una de las grandes mentiras de la web. Chicote afirma que jamás ha autorizado el uso de su imagen, y que mucho menos ha hecho uso de esas famosas pastillas milagrosas que hacen adelgazar a las personas en tiempo récord. De hecho, ha salido involucrado en esa misma temática Santiago Segura.

Una vez le han soltado toda la información, Chicote le ha dicho al vendedor que de la persona que habla es él, para lo que ha servido reducido a nada. No le ha importado, y sin excusarse ha seguido con su labor. De hecho ha afirmado que quizás es un problema de producción, alterando mucho más al protagonista en ese instante.

El fin a estas prácticas es ahora la labor que busca efectuar Chicote

La denuncia ha sido la respuesta en conato de ira ante semejante caso. Es indignante ha terminado diciendo el chef pues aprovechan que es un canal de flujo medio para aprovecharse de la gente. Muchos de ellos compran pensando que ha funcionado, y no se toman la molestia de corroborar la información.

Lo que si es un hecho es que el producto en este instante ha empezado un control investigativo, en donde por supuesto se expone a todo tipo de penalidades. Revisiones de salubridad, acciones penales por uso de la imagen y demás factores que podrían ser el fin de la marca.

Ana First Dates