Chulería en Pesadilla en la cocina deja en ridículo a Chicote (nunca visto)

La emisión del programa de ayer fue una de las más polémicas de toda su historia, el presentador no dudó en marcharse sin comer

Pesadilla en la cocina es sin duda uno de los programas más polémicos de la televisión en estos momentos. Y es que el espacio presentado por Alberto Chicote no hace más que descubrirnos lo peor de las cocinas de los restaurantes españoles. Esto hace que su audiencia esté enganchada a cada capítulo, aunque no por ello esto hace que se vea exenta de críticas. De hecho, una de las últimas ha sido el hecho de que no hayan puesto en abierto sus emisiones en la web de la cadena.

Esto no ha hecho ninguna gracia a los espectadores, ya que estamos atravesando un momento en el que muchas plataformas han decidido poner su contenido en abierto para amenizar la cuarentena. Aunque eso sí, el programa ha decidido seguir dando reposiciones de sus programas más vistos. En el caso de ayer, se trató de uno de los más polémicos y violentos de todas sus visitas a restaurantes, algo que ha aprovechado para volver a emitir y dar que hablar.

Pesadilla en la cocina

Se trataba del restaurante Generación del 27, originario de la provincia de Almería. Su propietario, Paco, hizo que la paciencia de Alberto Chicote se colmara hasta límites jamás vistos. Y es que el desastre y el caos reinaban en un ambiente bastante crispado desde el principio. Donde el cachondeo y las risas eran continuas, algo que no gustó nada al famoso chef.

El conductor de Pesadilla en la cocina, le espetó que se estaban riendo de su trabajo. Que llevar un restaurante adelante se trataba de algo serio, y sobre todo si no estaba funcionando como era su caso. Pero eso no parece que hiciera reaccionar a los trabajadores de Generación del 27, que en el segundo servicio funcionaron aún peor y se montó una gran bronca.

Pesadilla en la cocina

Alberto Chicote no pudo más y decidió abandonar el local. Algo que parece que al propietario no le influyó en lo más mínimo. Este programa ha sido uno de los más comentados en redes, donde se han tomado con humor cada descalificativo que el chef le soltaba a su participante.

Betis talento