Cita insultante en ‘First Dates’ pone en duda inteligencia de comensales

Una cita diferente en el programa

No siempre acierta el Cupido de “First Dates”, aunque no será por no poner empeño Carlos Sobera en su función. En esta ocasión, al restaurante más famoso de la televisión llegaba en primer lugar Natalia. Ella es una chica muy cañera, lo que le hace tener más amigos que amigas, como ella misma le comentó al presentador.

La sevillana se mostró muy preparada para su cita, aunque no podía esconder cierto nerviosismo por estar en “First Dates”. Pronto llegó su cita y Carlos Sobera se la presentó a Natalia. El elegido por el programa para ser su media naranja fue Antonio, un jornalero cordobés muy echado para delante al que han rechazado poco en la vida.

First Dates

Él se presentó a Natalia hablando de su gran afición a las motos, a las que considera su vida por ser lo que ama. Además puntualizó que era un fiel seguidor de Marc Márquez. Una vez sentados, Antonio le preguntó a su cita si le gustaban las motos, teniendo una respuesta negativa debido a un accidente. Esto provocó una pequeña desilusión en él.

Tras esto, Carlos Sobera quiso crear buen ambiente y puso música para animar la cita de “First Dates”. El ambiente hizo que Natalia se animase a bailar pero Antonio no quiso, lo que provocó que le calificase como un soso. Ella quería bailar y le preguntó a Matías, quien aceptó y bailaron.

El baile provocó enfado en Antonio pero entonces Natalia se fue al baño, donde llamó a una amiga a quien le comentó que le habían traído a un cateto como cita. Esto desembocó en la “Decisión final” donde ninguno quiso una segunda cita por no tener nada en común, según ella, y por no gustarle las motos ni tener hijos, según él.

Nissan Juke