Comienza la ‘readaptación’ de Nosa