Cómo conducir con nieve sin experiencia

Los consejos para conducir sobre nieve son más que importantes con los que debemos extremar las precauciones

Conducir con nieve sin experiencia es uno de los mayores quebraderos de cabeza para los conductores. Especialmente si son novatos, es una tarea bastante complicada y compleja que pone de manifiesto la situación de conflicto que podemos tener al volante en estas condiciones.

Las cosas comienzan a ponerse feas por debajo de 7 ºC, cuando los neumáticos convencionales empiezan a perder sus prestaciones por el frío. Todos sabemos que en la Fórmula 1 la temperatura del neumático es vital, pero no hace falta estar en competición, pues en las carreteras públicas la temperatura de los neumáticos también influye, y mucho, en la seguridad.

conducir con nieve
Conducir con nieve a menudo genera una situación de conflicto al volante

A la hora de conducir con nieve los neumáticos empiezan a perder sus prestaciones por el frío

Con la calzada fría ya hay que empezar a extremar las precauciones. De hecho, hoy muchos coches muestran que es tiempo de nos tocará conducir con nieve. También hay quienes avisan al conductor con un pitido si la temperatura es inferior a 4 ºC. Sí, para eso sirve esa alerta. A 0 ºC o menos, si hay mucha humedad o ha habido precipitaciones, el riesgo es máximo.

Para ello, entre los consejos más prácticos, se encuentra el de asegurarnos que tenemos el nivel de combustible lleno. Esto garantizará que la conducción con nieve será segura. Así, además, en caso de que te quedes atascado por la nieve podrás usar la calefacción.

Así, al tiempo que debemos asegurarnos de tener las cadenas puestas, también debemos pensar en cambiar a neumáticos de invierno. Los cuales están pensados exclusivamente para esta tarea en la carretera. Con todo, lograremos que conducir con nieve no sea tan complejo como podría suceder con el resto de neumáticos.

Unos neumáticos de invierno son una excelente opción cuando las condiciones climáticas son complicadas. Cuando la temperatura baja de siete grados, es más que recomendable utilizarlos, ya que mejoran la adherencia sobre el asfalto frío. Se puede tardar hasta 31 metros más en detenerse desde 50 km/h.

Tendremos que conducircon mucha suavidad usando el freno motor

La utilización del pedal de freno a la hora de conducir con nieve debe hacerse como si no tuviésemos ABS instalado, es decir, sin pisarlo a fondo y dosificándolo prudentemente. Esto con mucha suavidad y si es posible usando el freno motor en lugar de los órganos de frenado.

Es importante, por tanto, aumentar las distancias de seguridad por encima de lo que lo haríamos normalmente, ya que el coche no va a frenar igual, ni con la misma precisión y en caso de pérdida de agarre necesitamos espacio para corregir la situación. Será entonces el momento de una conducción más suave. Tendremos que evitar dar volantazos a toda costa. Sobre todo porque es muy sencillo derrapar a la hora de conducir sobre nieve sin cadenas.

Audi Q5 2021