Cómo fortalecer piernas y glúteos en casa sin rollos raros

La rutina de ejercicios que podríamos hacer desde un espacio cómodo y tranquilo

Son muchas las personas que han decidido en este confinamiento a causa de la pandemia del Covid-19 realizar algún tipo de entrenamiento desde su casa para fortalecer algunas partes de su cuerpo, especialmente las piernas y los glúteos. Esta rutina ha sido elegida por muchas personas para no tener una vida sedentaria. 

Estas dos rutinas son excelentes para bajar la grasa en las piernas y los glúteos y así acelerar nuestro organismo. De igual forma, para este entrenamiento no se necesita mucho equipamiento, sino tener la actitud de querer bajar de peso o simplemente salir la cotidianidad. O para mayores resultados sólo podríamos conseguir unas mancuernas o algo de lastre.

Ejercicio de pierna y glúteos
Ejercicios de pierna y glúteos en casa

Las piernas y glúteos son las zonas del cuerpo que podemos trabajar desde la casa

En este caso para completar el entrenamiento simplemente hacemos los siguientes cinco ejercicios, uno tras otro, descansando 30 segundos entre cada ejercicio. Al final en unos pocos minutos habremos completado el entrenamiento. Si te quedas con ganas puedes hacer una segunda serie. Sin duda, una rutina que te servirá mucho. 

Para empezar el entrenamiento combinamos una sentadilla clásica con un salto y un giro de 180 grados. Es importante hacer el ejercicio con intensidad tanto en el salto como en el giro, pero al mismo tiempo debemos de tener cuidado con la forma en la que hacemos sentadillas. Hay que bajar siempre con la espalda recta y mantener los talones apoyados en todo momento.

Las sentadillas son claves para mejorar nuestro cuerpo y quemar grasa

De forma alterna llevamos una pierna hacia atrás adquiriendo la clásica posición de zancadas. Después, en vez de volver a la posición inicial sin más damos una patada con esa misma pierna por delante nuestra intentando o tocando la puntera con la mano contraria. Luego simplemente repetimos el movimiento cambiando de pierna.

Finalmente, partimos de la posición inicial similar a la de sentadillas y llevamos una pierna hacia el lateral, hacemos una sentadilla y la pierna que no hemos desplazado queda totalmente estirada. En ese momento acercamos la pierna estirada hacia la que desplazamos anteriormente manteniendo el cuerpo bajo y continuamos desplazándose manteniendo el cuerpo bajo en todo momento.

Aldi