Como un gigante el equipo aragonés