Con la salida de Thiago, vía libre para que Neymar pueda lucir el ’11’ como azulgrana