“Con ocho años hacía novillos para ir a ver al Pucela”