Confesión loca de Marina en First Dates pone de los nervios a José Ángel

El comensal pensó que todo su trabajo en la cita había sido en vano

Hay que reconocer que la cita de hoy entre Marina y José Ángel en First Dates, resultó muy bien salvo algunos detalles como la decisión final. De resto todo fluyó de maravilla. La primera en llegar fue ella, quien en su presentación destacó. “Lo que más destacan de mí mis amigos es que tengo una personalidad arrolladora. También soy muy tradicional, quiero un trabajo estable, que lo tengo, una casa”.

La chica también desveló que uno de sus sueños es ser militar. “Me gustaría opositar para la Guardia Civil o Policía Nacional, desde pequeña ha sido mi sueño, aunque también pensé meterme en el ejército. Al final he seguido con mi actual trabajo para coordinarlo con los estudios y porque es más relajado”. Para fortuna de ella, su cita también es un amante de las fuerzas militares.

Marina First Dates
Además de gustos y pasatiempos, los dos también conectaron muy bien a la hora de bailar.

Físico, atracción, química, algunas de las cosas en la cita de First Dates entre Marina y José Ángel

Luego de la presentación de la pescadera, llegó su cita, un hombre acuerpado y con un cuidado muy impecable de su apariencia. La comensal no dudó en exclamar, “mi primera impresión ha sido buena porque es un chico que se cuida”. En cuanto a él también expresó su opinión de ella. “Es una chica bastante guapa, muy cañón y atractiva”. Con esto oficialmente se abría la cita de manera exitosa.

Entre los puntos en común que encontraron fue el gusto por las fuerzas militares ya que el chico está opositando para entrar a la policía. Luego hablaron de deporte y nuevamente ambos coincidieron ya que ella va al GYM y a él le gusta practicar fútbol con sus amigos. Sin embargo, lo bueno iba llegar en el reservado.

El postre en el reservado de First Dates, pasó a ser una pista de baile

La cita iba muy bien y ambos sentían la química, tanto así que decidieron pasar al reservado para tomar el postre e interactuar de otra manera. El baile fue otra cosa en la que ambos coincidieron ya que a los dos les gusta y saben expresarse de manera artística. Marina reconoció que el chico sabe danzar, “¡Te defiendes!”, el modesto contestó “Se lo básico”.

En la decisión final, José Ángel tomó la iniciativa y dijo querer tener otra cita con ella. “me ha parecido una chica agradable. Mariana dejó sin palabras al comensal cuando manifestó que. “Me ha parecido un chaval estupendo, pero he descubierto que me gustan las mujeres”. El cartagenero no lo podía creer y pensó que todo había sido en vano. Afortunadamente se trataba de una broma, “Claro que quiero volver a quedar con él, era para ponerle nervioso”.

Sindulfos Boom