Confesión peliaguda en Servir y proteger honra a Beatriz

Luego de varias semanas desde el hecho, la menor de las Velasco no aguanta más

Llega una semana más llena de capítulos interesantes en Servir y Proteger, en esta ocasión tendremos a Beatriz en un predicamento tras una dura confesión. La menor de las Velasco no aguanta más y está a punto de decir la verdad de lo ocurrido con Bruno. Lo peor de todo es que la mujer también se siente culpable por mentirle a Josefa.

Bea sabe que la verdad podría herir en lo más profundo a la madre del ex mensajero, por lo cual ha preferido contárselo primero a Jota. La mujer le hace prometer al camarero del Moonlight que guarde muy bien el secreto hasta nueva orden. De lo contrario podría desatar una ola de sentimientos en Josefa, bastante perjudiciales para su salud.

Beatriz confesión
Beatriz no se atreve a hacerle la confesión a Josefa, pero si se la hace a Jota. Es cuestión de tiempo para que la madre de Bruno sepa la verdad.

Beatriz trata de persuadir a Josefa para que desista de buscar a su hijo y así no hacerle la confesión

La madre de Bruno tiene información de que el último paradero de su hijo fue en Berlín. A pesar de que la angustiada mujer prometió quedarse en Madrid para empezar una nueva vida, esta piensa muy seriamente en viajar a Alemania y continuar con la busqueda de Bruno. Sin embargo Bea trata de persuadirla para que no lo haga.

La menor de las Velasco no quiere que Josefa se de cuenta de la terrible verdad puesto que ello podría empeorar su salud. Recordemos que la madre del ex mensajero está pasando por días difíciles en cuanto a su estado físico y emocional. Bea está considerando hacerle la terrible confesión como última carta.

Además de la encrucijada de Beatriz con su confesión pendiente a Josefa, esto es lo que se está cocinando en Distrito Sur

Luego de que Bremón dejara su puesto como comisario de Distrito Sur y Miralles quedará a cargo, han pasado múltiples situaciones en la estación de policía más famosa de España. Por un lado Razvan se entregará a Néstor y dará su versión de la contienda. Mientras que en comisaría tienen leves sospechas de que Argos se hizo con la fortuna de un adinerado empresario.

Sheila por fin acepta a Espe como su madre de acogida, por lo que tendrán que conseguir un piso para poder vivir más cómodas. El viernes la mujer decidirá instalarse en el domicilio que ha elegido, pero un percance arruinará sus planes. Mientras Miralles y su cuerpo policial sospechará que Romero está inmerso en las agresiones racistas y le interrogan.

Casa Papel Alicia