Confesiones de Bel en First Dates dejan a Sobera al borde del colapso

Cada vez son más recurrentes los comensales sinceros y sin pelos en la lengua

En First Dates se está volviendo una costumbre decir la verdad sin tapujos y sin importar si incomodan o no a otras personas, este fue el caso de Bel, que no tuvo reparo en decir lo que piensa. La comensal se presentó como una mujer descomplicada, muy social, pero sobretodo, libre. Tan libre que tiene una concepción acerca del vello en el cuerpo.

“Para mí no depilarme realmente no significa nada. Simplemente no me depilo porque para eso están los pelos´”. Además de ello, la chica de 18 años hizo una confesión un tanto escandalosa que dejó a Sobera frío. ” Mi madre se tomó muy bien mi bisexualidad… Ella también lo es”. Toda una caja de Pandora ha resultado la comensal de hoy.

Bel First Dates
Bel confesó que la ventaja de ser bisexual, es que tiene más probabilidades de encontrar rápido el amor sin importar que sea chico o chica.

Bel toma sus preferencias sexuales como una ventaja en First Dates

La comensal aceptó que ser bisexual es una ventaja puesto que le da más oportunidades de conseguir a alguien, y ver distintas perspectivas. Incluso en su llegada al restaurante, Sobera le preguntó que venía buscando al dating show. “De momento no he encontrado el amor. Me da igual chico o chica” comentó Bel.

Continuando con ese tema, Sobera quiso indagar más sobre como había sido el proceso para que su familia se diera cuenta de sus preferencias sexuales. “Se lo tomaron bien. A mi padre le da bastante igual. Salí con él del armario más tarde pero le dio igual. Con mi madre fue más curioso porque, literalmente, ella también es bisexual”.

El dicho de “El amor no tiene edad” no aplicó en la cita de hoy en First Dates

La cita de Bel resultó ser un chico de nombre Llanque, el cual encajó muy bien a primera vista, ya que se intercambiaron algunos cumplidos. En la conversación también se mostraron cómodos y congeniaron a la perfección. Sin embargo hubo un detalle que no pasaron por alto ninguno de los dos, la edad del chico.

El comensal contó que estaba cerca de cumplir los 28 y que era la primera vez que tenía una cita con una joven de 18 años. Aunque Bel tiene un pensamiento maduro e incluso se toma las cosas con calma, vio ciertos inconvenientes para tener una segunda cita con alguien muy mayor. Llanque coincidió con la comensal y solo quedaron como amigos.

first dates Yasmiri