Copa del Rey, el himno vive una final ‘tranquila’