La modelo y empresaria fue a una quedada en el karaoke con sus amigos de Los Ángeles

Kim Kardashian es una de las mujeres más famosas del mundo, y es que la empresaria no para de trabajar, su propio programa de televisión, su marca de ropa, de maquillaje, sus trabajos como modelo y en publicidad, etc, y es que la mayor de las Kardashian se ha convertido en una de las mujeres más ricas del planeta.

La celebrity no escatima en gastos, y mucho menos en el ámbito, y es que ya sabemos que la chica no viste nada que no sea de alguna conocida marca y es que a Kim le encanta ser el centro de todas las miradas. Esta semana salió con unos amigos por un karaoke de Los Ángeles.

Kim Kardashian

La famosa salió con un conjunto carísimo que cuesta decenas de miles de dólares. Llevó un corsé de piel de cocodrilo del mismísimo diseñador Roberto Cavalli de principios de los 2000 . La famosa prenda se vende por 60.000 dólares y solo la podemos encontrar en una tienda de lujo italiana.

Kim Kardashian

Kim Kardashian completó su look con unas sandalias Manolo Blahnik y una gargantilla de cruz de Christian Lacroix, y es que esta chica tiene que estar divina hasta para ir al karaoke. Y por si había alguna duda, la famosa llegó en limusina al local, ¡y es que no iba a ser para menos!.

Kim Kardashian