Coto Matamoros sin pelos en la lengua desvela escándalo de Gran Hermano

El que ha sido colaborador de programas no dudó en hablar de todo lo que sabe de Telecinco 

Uno de los personajes que siempre se ha destacado por ser una persona que siempre dice lo que va pensando es Coto Matamoros y de esta manera se refirió al problema el cual terminó por acabar con Gran Hermano ante el presunto abuso sexual a Carlota Prado. Esta fue una entrevista de Jordi Wild.

“Un día me llama un amigo de Madrid, me dice que hay en Twitter un vídeo de una chica en el confesionario de Gran Hermano. Yo le dije que me dejara en paz. Me llama otro amigo, Pepe Herrero, que había ganado ‘Gran Hermano’ y habíamos coincidido. Ambos dijeron que lo tenía que ver”.

Matamoros Coto
Coto Matamoros enciende la polémica

Coto Matamoros se refiere concretamente de su antiguo amor y como Gran Hermano interfiere allí

“Total, que lo busco, lo encuentro y veo una niña que por entonces tenía 24 años. La veo desesperada, llorando, diciendo ‘quítame eso, quítamelo’. La chica está con un ataque de ansiedad, no le abren la puerta, la dejan dentro y a mí eso me produce una impresión entre el horror y el rechazo”.

Luego de todo esto, añadió: “De repente siento un cariño que no había sentido en mi vida por nadie, que encima no conozco de nada y considero que debe ser gilipollas por haberse apuntado a Gran Hermano”: son sus primeras palabras textuales. Es en ese momento cuando Coto decide tomar cartas en el asunto.

Las denuncias que finalmente tiene la Fiscalía a causa de lo sucedido con Carlota Prado 

Después de terminar enamorados y finalizar la relación, el que también fuera trabajador de María Teresa Campos en Telecinco y Antena 3, ha explicado todo el caso del presunto abuso sexual: “Todo comienza cuando se hace viral cómo ellos pretenden espectacularizar una violación. Lo que sucede en Gran Hermano Revolution es una violación”. 

En diciembre de 2019 la Fiscalía informó que solicita 2 años y medio de cárcel a José María López por un delito de abuso sexual y 6.000 euros por los daños morales causados a la víctima. Esa misma cantidad para Zeppelin TV por mostrar a Carlota las imágenes del presunto abuso.