Coudet crea un súper problema al RC Celta con exhibiciones constantes de fútbol

El flamante nuevo entrenador del conjunto gallego genera colapso en los despachos

El RC Celta ha vuelto. Por fin vemos ese equipo que se presumía cuando se juntaban tanto talento. Porque regresó Denis Suárez, regresó Nolito, regresó Rafinha, Santi Mina... pero no se veía para nada el potencial que ya se presumía. Hasta que ha llegado Coudet, ha movido tres piezas y ahora el Celta juega como los ángeles, pero hay un problema.

El conjunto gallego, desde la llegada del entrenador argentino, ha logrado cuatro victorias consecutivas, con grandes goles, tramos de muy buen fútbol y una remontada imparable en la clasificación, tocando ya los puestos europeos. Sin embargo, este cambio también tiene consecuencias negativas.

Brais Méndez
Excelente momento del RC Celta de Coudet

El problema que se le viene al celta

Porque claro, el nivel que están dando ahora con la confianza por las nubes jugadores como Brais Méndez o Denis Suárez es estratosférico. Y son jugadores jóvenes, con muchísimo potencial y a los que siguen muchísimo equipos. Sin ir más lejos, el Atlético de Madrid y el Arsenal son dos de los equipos que siguen a Brais.

El canterano tuvo una irrupción en el fútbol espectacular, llamado incluso a la Selección, pero después se fue evaporando al mismo ritmo que el Celta, que luchó por el descenso hasta final de temporada. Sin embargo, con la llegada de Coudet Brais vuelve a sonreír.

Brais la gran sensación

Sin ir más lejos, en los últimos dos partidos Brais Méndez ha anotado 3 goles y ha sido junto a Iago Aspas el motor del RC Celta. Esta circunstancia, unido a su terrible e insultante juventud -tiene 23 años- hace que en estos tiempos de crisis, suponga una oportunidad muy jugosa para equipos grandes de fichar talento.

Con esto debe lidiar el RC Celta, que también podría verse comprometido con ofertas por Denis Suárez o Renato Tapia. El mercado de invierno se llenará de posibles clubes interesados en los jugadores celtiñas por lo que deberán saber capear el temporal en los despachos de Balaídos.

Sergi Gómez Granada