Crack repudiado por Valverde tiene fecha de caducidad en el FC Barcelona

No hay nada que le convenza de lo contrario a Carles Aleñá, se quiere ir del FC Barcelona en enero

Una de las gratas revelaciones de la temporada anterior parece haber firmado su hoja de salida. Carles Aleñá no podrá soportar más la situación que vive en el interior del grupo, y ha decidido dar un paso al costado en aras de encontrar su lugar, los minutos que necesita y sobre todo, un protagonismo que sabe en el culé no le van a otorgar.

No era extraño verle así luego de lo que significó para él este verano. En el mercado estuvo tentando su salida, y justo cuando parecía que lo conseguiría, llegó Valverde para tirar abajo sus opciones. El Txingurri le habría pedido que se quedara, que tanto Rakitic como Vidal terminarían saliendo, y en la lista de sus prioridades estaba él para suceder en los juegos determinados a De Jong y Arthur, los titulares indiscutidos.

Ernesto Valverde

Sin embargo, nada salió como se esperaba, ni Rakitic ni mucho menos Vidal salieron del equipo, y ahora su realidad vuelve a ser lo mismo de antes. Para Aleñá es frustrante, mientras jugadores de su edad triunfan a ritmos acelerados como en los casos de Mbappé y Pulisic, él se está quedando sin chances, ni de actuar en el club de sus amores, ni mucho menos con la selección en lo que serán los juegos olímpicos.

Betis, el club que le sigue de cerca a Carles Aleñá

Justamente, el equipo verdiblanco, único equipo al que el FC Barcelona ha vencido en la temporada actual, fue el que más se habría acercado a las oficinas de Josep Martía Bartomeu para intentar convencerle de una cesión en el caso Aleñá, obteniendo como respuesta siempre una negativa, pues desde el banquillo técnico parecen confiar en él, aunque sea solo de palabra.

En el primer compromiso de LaLiga fue titular, no rindió y de ahí en adelante tuvo que ver todo desde la grada. Esto ha sido algo que no le ha agradado para nada al mediocampista, que se ha hartado de la compleja situación y ha llegado a amenazar con una salida cantada a partir de enero cuando se abra el mercado oficialmente de invierno.

Carles Aleñá

Hasta ese momento, no habrá nada por hacer, cedido o en venta definitiva, lo cierto es que el jugador está forzando a toda costa que muevan su ficha, no quiere perder más tiempo valioso, quiere un lugar donde se sienta a gusto y le aprecien. Talento tiene, y desde su posición en el campo, es que se basa el estilo de juego de cualquier equipo en el mundo. Atentos a esta noticia.

© Copyright 2019 GOL digital ·