Crisis en la junta directiva del Athletic puede anticipar elecciones

La final de Copa del Rey deja muy tocada a la directiva

La directiva del Athletic lleva una trayectoria muy irregular. Sobre todo desde el pasado verano, con los capítulos de fichajes tan polémicos. A partir de ahí, la llegada de Marcelino tapó un poco las carencias de su gestión. Pero ahora, con las dos finales perdidas, la crisis se ha vuelto a instalar en el Athletic de Elizegi.

La polémica principal actualmente se produjo en la pasada final de la Copa del Rey, con la decisión del club de utilizar las invitaciones que otorga la RFEF para familiares. Se trataba de una petición de los jugadores, ya que en la anterior final vieron cómo los jugadores de la Real Sociedad sí que fueron acompañados, mientras que en el Athletic eso se prohibió.

crisis Athletic
La directiva del Athletic fracturada por las invitaciones a Sevilla

Directiva fracturada

Tras reunirse la junta directiva del Athletic, se votó también la posibilidad de que los directivos se beneficiasen de esa decisión y pudiesen viajar tranquilamente con la expedición. En esa votación, 10 estaban a favor de ir acompañados a Sevilla, entre ellos el presidente Elizegi. Y 5 en contra.

Los que estaban en contra, que eran Itziar Villamandos, Joana Martínez, Tomás Ondarra, Mikel Martínez e Iker Goñi, esgrimían como argumento que no se iban a beneficiar ellos de algo que la masa social no podía. Finalmente viajaron acompañados los que estaban a favor y solos los que estaban en contra.

Crisis total en el Athletic

El cabreo de esos directivos fue total. Es más todo se filtró con detalle y las críticas se extendieron a la afición y a muchos estamentos de Bizkaia. Con la directiva del Athletic en plena crisis, la imagen deportiva desde luego no ayudó a calmar las aguas, que bajan ahora excesivamente revueltas.

Porque en los 8 partidos que quedan de la Liga Santander el Athletic no tiene prácticamente nada en juego. La situación es de total pesimismo y para colmo la directiva está fracturada. Una crisis que podría anticipar las elecciones del Athletic, ya que nadie, ni parte de los directivos, están contentos con la gestión de Elizegi.

Javi Martínez