Inditex, el grupo empresarial de Amancio Ortega, ha decidido cerrar muchas de sus tiendas tras la pandemia, que ha afectado gravemente a la economía

La pandemia ha dejado en una situación muy delicada a muchas empresas. Ni siquiera gigantes como Inditex han podido evitar las consecuencias de una situación tan extrema como la vivida. Es por eso que Zara ha tomado la decisión de cerrar sus tiendas en los aeropuertos de Aena de Madrid y Barcelona.

El coronavirus obligó al Gobierno de España a tomar una decisión sin precedentes en la historia del país: confinar a la población. Es por eso que en los meses de abril y mayo, España no recibió ninguna llegada. Además, los trabajos no esenciales también debían parar su actividad, perjudicando enormemente a la economía.

Zara
Zara cerrará sus tiendas en los aeropuertos de Madrid y Barcelona

Inditex toma una decisión radical

De esta forma, y tras parar la economía durante varias semanas, muchas empresas han decidido paliar las pérdidas cerrando establecimientos y reajustando sus tiendas. Así lo ha decidido Inditex, que ha tomado una decisión radical que ya llevaban varios meses sopesando, pero aún no habían dado el paso definitivo.

Ahora ya han tomado la decisión de cerrar las seis tiendas que tienen en los aeropuertos de Madrid y Barcelona. En total, serán dos tiendas de Uterqüe, dos de Zara y dos de Massimo Dutti las que cerrarán de manera definitiva, puesto que Inditex planea reajustar su red de tiendas en todos los países en los que opera.

Zara
Inditex ya tenía decidido cerrar sus tiendas en los aeropuertos de Madrid y Barcelona

El escaso turismo y los rebrotes, claves para la decisión de Inditex

A pesar de que la situación ha mejorado considerablemente, el turismo sigue resintiéndose. Muchos turistas han decidido no viajar a España, uno de los países más castigados por la pandemia, por lo que la llegada de estos a los aeropuertos se ha resentido enormemente. Así como las ganancias de las tiendas de Inditex.

Pero no serán los únicos establecimientos de Inditex que cierren en España, puesto que la empresa de Amancio Ortega ha decidido cerrar 300 establecimientos en España, puesto que quieren apostar por menos tiendas, pero de mayor superficie. Ahora, ya trabajan para rescindir el contrato que los une a los aeropuertos de Madrid y Barcelona.