El “Cristiano Ronaldo” africano juega en auténticos patatales