Cristina Pedroche confirma en El Hormiguero cambio decisivo en su vestido

La presentadora visitó el programa de Motos una semana antes de Las Campanadas

Una de las últimas invitadas del año al programa de televisión El Hormiguero, ha sido Cristina Pedroche quien este pasado miércoles llegó a Antena 3, para acompañar al presentador Pablo Motos justo a ocho días de dar sus séptimas Campanadas con Atresmedia y junto a Alberto Chicote

La invitada entró al plató subida a un espectacular descapotable, un honor que solo tienen los invitados que pertenecen al Club platino. Tras bajarse del coche, volvió a sorprender con uno de sus espectaculares y sensuales bailes. Además, llamó la atención por su vestido, que bien podría ser uno de sus modelos para la última noche del año.

Cristina Pedroche ha visitado El Hormiguero
Cristina Pedroche junto a Alberto Chicote

Cristina ha sido de las presentadoras más recordadas por los televidentes

El vestido podría ser el de las Campanadas, pero aseguró que este año va a lucir un traje “todo lo contrario” a lo que llevaba: “Este año voy muy cómoda, quizá en chándal, quién sabe”, señaló. Incluso se habló de recuperar su sección, pero finalmente no argumentaron porqué dejó de estar en el plantel de colaboradoras esta temporada.

Por otro lado, Pablo Motos recordó que hasta que llegó ella a acompañar las uvas “la gente las veía con La 1”, algo que ella razonó de la siguiente manera: “No tenía ningún tipo de pretensión, sólo quería entretener a la gente y poco a poco se fueron sumando. Es el mayor reconocimiento que puedo tener: el cariño de la gente”. 

Pedroche habló del gran cambio que tendrá su vestido para El Hormiguero 

Además, cuando Pedroche fue preguntada por el “efecto Pedroche” que engancha con cada uno de sus vestidos, respondió: “Para bien o para mal a todo el mundo le genera algo. Nunca leo los comentarios tras las Campanadas. Vivo mi vida y ya está. Si dijeran que llevo algo bonito y elegante no sería yo, no sé pasar desapercibida”. 

Finalmente, Cristina explicó que su idea es dar “luz, brillo, esperanza”. “Esto es precioso, súper bonito, como mi vestido oficial pero no es tan cómodo como el que voy a llevar”. Y dio más pistas: “No es ajustado, me puedo sentar con él, puedo hacer pis con él y si estuviera comiendo lo que quiera los próximos 8 días entraría en él”.

lección Pablo