Cristina Pedroche deja en ridículo a Rosalía con su Chicken Teriyaki

Un restaurante de Dabiz Muñoz fue testigo de un momento viral 

Las redes sociales han estallado luego de la nueva canción de Rosalía llamada, Chicken Teriyaki. De este modo, la cantante catalana ha conseguido reunir opiniones de todo tipo, visitando algunos de los programas más destacados y haciendo la promoción de Motomami. En estás visitas se ha encontrado con Cristina Pedroche.

Y es que después de la repercusión que ha tenido el baile de Cristina Pedroche y Rosalía, la colaboradora de Zapeando ha querido explicar la intrahistoria de este momento en el último programa. La artista catalana acudió a comer al restaurante de Dabiz Muñoz en la capital, coincidiendo allí con la presentadora.

Rosalía
Rosalía no sabía la coreografía de su propia canción

La coreografía de Chicken Teriyaki de Rosalía ha sido un éxito en todos los programas 

Allí le propuso grabar la coreografía de la canción Chicken Teriyaki, una de las más escuchadas del álbum. Rosalía aceptó la propuesta, y “a la primera nos salió así”, reconoció Cristina Pedroche. Sin embargo, lo que más ha llamado la atención de los seguidores ha sido lo que vino después. 

Los espectadores de Zapeando quedaron realmente sorprendidos luego que Pedroche enseñara a Rosalía a bailar la coreografía de su propia canción: “Le dije ‘hacemos esto y esto’, y ella me mira y me dice que si no era para el otro lado el movimiento”. Y es que Rosalía hacía para el lado contrario. 

Las redes sociales se percataron de lo sucedido pero terminó siendo muy gracioso 

Sin duda, lo que sí reconoció Cristina Pedroche es que Rosalía “salió bien comida” del restaurante DiverXo, uno de los locales estrella del chef, Dabiz Muñoz. El chef no se percató de que habían grabado este baile viral en su restaurante hasta que la propia presentadora vallecana lo reconoció.

Sin embargo, ninguno de los seguidores de la cantante se hubiese esperado que no se supiese su propia coreografía, algo que ha dado qué hablar en redes, aunque de forma positiva. Sin duda, fue uno de los mejores momentos no solo para el restaurante de Dabiz Muñoz, sino para todos los asistentes.

edurne resistencia