Cuatro al día: Joaquín Prat lanza la gran incógnita de la Navidad

El inconformismo que ha tenido el presentador con el ministro de Sanidad, Salvador Illa

El presentador del programa ‘Cuatro al Día‘, Joaquín Prat, ha analizado las palabras del ministro de Sanidad, Salvador Illa, sobre las medidas de seguridad para las próximas fechas de Navidad y la gran pregunta que le ha realizado respecto a controlar la pandemia donde todos han querido reunirse en familia. 

A raíz de toda esta situación el presentador ha querido hacer algunas reflexiones ante las medidas del del político socialista. “Si lo que se acuerda es no moverse, ¿por qué no hacemos como en Italia? Las Navidades con los convivientes en el domicilio de cada uno y punto, con toque de queda a partir de las 22:00 horas”.

Joaquín Prat
Joaquín Prat y su pregunta sobre la Navidad

La gran pregunta que ha hecho Joaquín Prat tras las medidas para evitar más contagios en las reuniones familiares

Incluso, para no dejar dudas de su posición crítica, como periodista y presentador de un gran medio de comunicación fue todavía más claro al dar detalles de su postura: “Si permitimos la movilidad entre comunidades autónomas para ver a familiares y allegados, entonces no hemos acordado quedarnos en casa”, agregó.

Además, con esto también ha dejado claro muchas situaciones al decir: “Me da la sensación que no quieren decir ‘confinamiento familiar’ y que sea la gente que presa del miedo diga ‘yo no me muevo de mi casa. ¿Qué planes vas a hacer? Si hasta el último momento vas a estar pendiente respecto al endurecimiento de las restricciones”.

Las recomendaciones que ha dado la Entidad de Sanidad para estas fechas Navideñas

Cabe recordar que las palabras de Salvador Illa es defender las medidas para evitar la propagación del virus en Navidad diciendo que son “muy drásticas”, pero su éxito dependerá de la responsabilidad ciudadana porque no se puede controlar lo que sucede en todos los hogares. Allí también agrega: “No podemos poner un policía en cada casa”. 

Finalmente, ha garantizado que las medidas para la Navidad son “ajustadas a la realidad” para “no dilapidar lo que se ha conseguido con tanto esfuerzo”, pero ha reconocido que se podrán modificar si la evolución de la pandemia es mala. Para tener en cuenta la limitación de diez personas en las reuniones de Nochebuena y Nochevieja, límite horario a la 1:30.

César First