La respuesta sobre su trabajo le dejó bastante sorprendido pese al gran final de ambos en el programa de citas

Tras una cena muy fluida y de sincerarse sobre lo que ambos estaban sintiendo, en First Dates nos mostraron una teoría bastante sorprendente de una de las comensales que acudieron al programa para buscar pareja. Se trata de Ángela quien, en conjunto con Juan Manuel, han llegado de buena manera al final de su encuentro.

Y no parece que les haya ido del todo mal. Sin embargo, hemos podido comprobar como ella tiene una visión bastante profunda de los hechos y de las cosas que le rodean, donde en un momento de sinceridad con su cita, le mostró una visión comensal, tras la adecuada presentación de Juan Manuel, que no se esperaba esa respuesta.

Todo vino a raíz de que él le dijo que era comercial, pero… “Uy con los comerciales. Yo siempre digo que no hay ni un comercial que no se la haya pegado a su mujer. Tarde o temprano siempre se las dan”, aseguró la señora. Ella, una autónoma de 65 años, lo vio como el momento justo para explicar su postura.

Algo que a su pretendiente en First Dates tampoco le quedó de buena gana. A pesar de ello, todo indicó que fue bastante bien, tanto, que a Ángela ya le empezó a gustar Juan Manuel desde el momento en el que entró por la puerta, explicando que era el tipo de hombre que buscaba: alto, con buena presencia, “canoso, elegante y con clase. Me ha gustado”, dijo.

Por último, ambos se tomaron un cóctel en cubierta y hablado de comida, de comerse cosas en horizontal, han bailado y sobre todo, se han dado cuenta de que querían seguir conociéndose mucho mejor. Ángela ha encontrado al señor que estaba buscando y aunque ha intentado hacerse la recatada y ser prudente, Juan Manuel se ha lanzado a sus labios y no ha podido contenerse.