Damiá clama contra los árbitros por su expulsión ante el Sevilla

El defensa catalán de Osasuna Damiá ha comenzado analizando la polémica jugada de Sevilla en la que fue expulsado por el colegiado del enfrentamiento: “Después de ver la imágenes se reafirman las sensaciones que yo tenía en el campo. El jugador gana la posición, intento impedirle el avance con un poco de contacto pero le dejo. Cuando llega a la altura de Arribas cae. Bajo mi punto de vista, si el árbitro considera que le derribo yo no es ocasión manifiesta de gol y no es tarjeta roja. Espero que el Comité lo interprete así. Me considero una persona objetiva y así lo veo yo. No sé si es injusto o no, pero sí es excesivo. La sensación es que el árbitro tuvo dudas. Incluso hubo un momento de confusión para interpretar quien había sido y a quien le sacaba la cartulina. Ahí están las imágenes”.

Sobre si la expulsión condicionó o no el partido, Damiá ha señalado que “no pude ver la segunda parte. Me quedé en el vestuario, pero hasta mi expulsión el Sevilla propuso y lo intentó. Y a nosotros nos costó un poco. A la contra parecía que teníamos nuestras opciones de marcar… Pero con la expulsión el partido cambia y no fuimos capaces de sacar nada. El mal menor será si conseguimos que vean que mi acción no merece la roja”.

Sin tiempo casi para analizar con mayor profundidad la derrota de Sevilla, el equipo ya piensa en el partido liguero del próximo miércoles en Pamplona ante el Rayo Vallecano: “No es un partido más. Es ante un rival que está abajo, como nosotros. Creo que es el momento de certificar esa mejora del equipo. Luego vendrá el viaje a San Sebastián, pero tenemos que pensar primero en el Rayo. Creo que va a ser un partido disputado ante un equipo que suele llevar la iniciativa en el juego”.

Fernando Llorente