Darwin arrasa en First Dates al llegar de esta guisa

El tema principal de la cita de hoy, fue sin duda el look y la vestimenta del comensal

Como en todos los capítulos de First Dates, la primera impresión es el 60% de éxito en la cita, y por ello Darwin quiso traer un look que impactara. En su llegada al restaurante de Cuatro, el musculoso hombre llegó con lo que parecía una camiseta térmica. Lidia Torrent fue la encargada de recibir al comensal que no dudó en preguntar “¿Es una térmica? Pero es por frío, por estética…”

El chico le respondió “es un poco de todo, sí. Tiene que ver con mi profesión, soy monitor de fitness“. La cara de la presentadora cobró algo de tranquilidad y comentó ” Ahora lo entiendo todo…” Luego el comensal añadió. “En mi país competía de forma profesional en natación, tanto a nivel nacional como internacional, por ese motivo vine a España“.

Darwin first dates
La química entre los dos comensales fue más que evidente desde el principio y al final cerraron su segunda la velada con un apasionado beso.

Al parecer la estrategia de Darwin en impresionar a su cita de First Dates con su atuendo, funcionó

El objetivo de Darwin con la vestimenta que trajo, era dejar boquiabierto a su cita y la verdad fue así. Said quedó encantado al ver al fornido chico con la camiseta ajustada, pues también le gusta entrenar y tener el cuerpo tonificado. “Entreno mucho porque me gustan los tríceps y los bíceps. Aunque ahora me dedico más a hacer pierna porque es una de las partes que más me ha acomplejado” contó el madrileño.

La conexión fue mutua para fortuna de Said, pues el joven de 25 años pensó que se trataba de amor a primera vista. Por parte de Darwin también hubo piropos, “Me ha gustado, el chaval me ha parecido mono y muy guapo”. Luego de versen por primera vez, los dos pasaron muy entusiasmados a la mesa para empezar a conocer sus gustos y demás aficiones.

Los ánimos entre Darwin y Said empezaron a subirse en First Dates, con un apasionado baile

En medio de la cena y cuando los dos conectaron muy bien gracias al deporte y el entrenamiento, empezó a sonar algo de música. Ambos se animaron a bailar y fue cuando hubo un primer acercamiento algo sensual. “Mueve bien el culete y es muy tentador” reconoció Darwin al estar cuerpo a cuerpo con Said.

Cuando pasaron al privado para tomar el postre, el baile siguió pero está vez un poco más atrevido. Los ánimos se encendieron tanto que al final fue imposible que no se besaran, “Vamos a hacerlo de forma más auténtica” sentenció Said. Al parecer no hubo necesidad de decir si querían otra cita pues las acciones fueron las que hablaron. Sin embargo Said quiso declarar sus sentimientos. “Creo que nos gustamos y vamos a seguir conociéndonos, bailar juntos, entrenar y todo lo que quieras”.

Terelu Masterchef