De tener el proyecto más ambicioso de Europa a pelear por el descenso

El megaproyecto del Anzhi se hunde. Imagen: Agencias

Hace unas temporadas, el desconocido Anzhi ruso irrumpía en el mundo del fútbol a base de talonario. De la noche a a la mañana fichaba de un plumazo a jugadores como Eto’o y Robertos Carlos y a un entrenador de la talla de Hiddink. Todo con el objetivo de ser uno de los grandes de Europa  y pelear por la Champions en un corto espacio de tiempo.

Sin embargo eso se ha ido al garete. El megaproyecto se ha ido descomponiendo después de muchas promesas incumplidas y el Anzhi, ya sin estrellas, ocupa actualmente la última posición de la tabla clasificatoria. Peleando por no descender, ya nadie se acuerda de aquel equipo que amenazaba con reventar el fútbol europeo.

Javi Martínez