Cansados de los múltiples inconvenientes están por la vía de valorar algunas alternativas que les presente el mercado de verano

La hora cero ha llegado, en el FC Barcelona no van a tolerar muchas más cosas en el caso Ousmane Dembélé, el segundo fichaje más caro en la historia del club. Cansados de su extendido legado de lesiones, de su falta de profesionalismo para seguir los protocolos y demás situaciones engorrosas, ha llevado a Bartomeu a reunirse con sus fórmulas dirigenciales en busca de respuestas.

Ponerle en la lista de transferibles al parecer va a ser a toda luz la solución más inmediata. El club necesita cuanto antes empezar a definir su plan a futuro, en donde por supuesto está incluida la venta de algunas piezas que no han marcado diferencia, o que sencillamente no cuentan para el cuerpo técnico.

Dembélé

Los motivos saltan a la luz sin necesidad de forzar nada

Casi tres años después que pagaran la friolera de 120 kilos desde Can Barça al Borussia Dortmund, al francés le sigue costando hacerse un espacio dentro de la plantilla. Ni con Valverde ni mucho menos con Setién, cuando ha estado a punto de explotar aparecen los fantasmas que ahora mismo lo tienen en duda de regresar tan pronto se re active LaLiga.

Cualidades posee, y si algo entienden en el club es que confían en su capacidad. Para ellos es dentro de la nómina junto a Fati el hombre más desequilibrante y veloz de todos, que para estos tiempos son valores que resaltan. El problema radica en que el plan proyectado tiene matices, y esos van por la vía de alcanzar acuerdos por Lautaro Martínez, y estirando incluso podrían pujar por Neymar.

Dos ofertantes tienen en vilo a Bartomeu, el que más dinero ponga se lo lleva

Su juventud le ha servido, pues en otro caso sería prácticamente imposible siquiera pensar que tendría mercado. A sus 23 años sigue teniendo novias y eso es justamente lo que esperan validar. Clubes del tamaño de la Juventus de Turín y del Liverpool están tras sus pasos, cada uno con un proyecto distinto, que expuesto de inmediato han tenido efectos en el jugador.

Josep María Bartomeu

Lo de Italia se podría dar a razón de una marea de intercambios, que como principal actor tendría a Miralem Pjanic. Mientras que Liverpool lo tiene en la agenda gracias a la eventualidad de una fuga de su tridente de ataque para meterle en el proyecto ambicioso de Klopp. Se espera un poco de claridad, y en tanto salten a la palestra los avances ir comunicando. Él aceptaría cualquiera de los movimientos sin problema.

Síguenos en Google News