Medidas de la junta directiva culé si llegado el caso el cántabro no cumple objetivos de la institución

El panorama del FC Barcelona actualmente es bastante irregular, con altibajos, peleas y suposiciones. Quique Setién, es el técnico que llegó con gran expectativa a la entidad azulgrana que veía en él la ficha apropiada para alcanzar todos los objetivos planeados. Sin embargo, el presente del equipo estima solo pelear por un título, galardón que si llegado el caso no llegase a ser obtenido, los directivos ya tendrían la decisión en cuanto al futuro del cántabro.

La idea inicial con la incorporación del ex Betis era tener un proyecto serio, estable y duradero. No obstante, con la experiencia vivida con Valverde hace que las directivas de la institución no tengan contemplado dar continuidad a un proceso tan fragmentado y tóxico como lo ha sido el de Setién hasta el momento.

Setién
Ultimátum para Quique Setién

Josep Maria Bartomeu, espaldarazo mediático

En los últimos días se ha visto como Lio Messi ha tenido encuentros bastante chocantes e incómodos con el cuerpo técnico cada que hay una pausa para hidratación, escenario que deja entrever la posible fragmentación entre este gabinete de trabajo y uno de los referentes líderes del equipo.

Sin embargo, Josep Maria Bartomeu, presidente de la institución azulgrana, ha salido a desmentir todo rumor que indica cualquier posible desvinculación de Quique Setién con la institución. Pero, evidentemente estas declaraciones son un paño de agua para alivianar el caos que se desataría en la interna del equipo.

Ahora mismo conseguir el título de la Liga Santander parece ser algo imposible, puesto que el Real Madrid lleva una racha ganadora bastante importante y cada vez quedan menos partidos por disputar, lo que hace que la Champions sea el único título por el que los catalanes puedan llegar a aspirar en esta temporada.

Bartomeu
Josep Maria Bartomeu considera replantear el futuro catalán

¿Decisión acertada pensando en la interna del equipo?

Los ánimos en todo el plantel están bastante golpeados y sulfurados por la situación, y más cuando a esto se le suma que el argentino Lio Messi tiene en veremos la intención de renovar con el club. Contexto que ensancha la brecha de las relaciones en todo el equipo.

De este modo, la decisión más positiva para el equipo sería prescindir del entrenador, que si bien tiene todo el bagaje, experiencia y facultades para dirigir al Barcelona, el manejo de camerino parece ser un punto el cual tendrá que mejorar para experiencias futuras donde tenga que manejar jugadores de top mundial.