Demoledor dato en Al Rojo Vivo rompe reputación de García Ferreras

Ninguna franja y cadena de televisión se salva del descenso generalizado de espectadores

Esta temporada han sucedido algunos cambios en el sistema de medición de audiencias lo que ha llevado a programas como Al Rojo Vivo de Antonio García Ferreras y otros a no fragmentar sus emisiones en dos o más partes, tal y como hacían en años anteriores para maquillar sus datos.

Incluso muchos programas habían exagerado y disfrutaron de esta llamativa práctica que Kantar Media, la empresa medidora de audiencias en España, se vio así mismo obligada a modificar los criterios para llevarla a cabo, para ofrecer con ello un dibujo más fiel de los datos de audiencia de cada formato.

Ferreras Rojo Vivo
La audiencia de Al Rojo Vivo ha disminuido

Las nuevas estrategias de medición han sido un problema para algunos programas

Cabe recordar que hasta el pasado 31 de agosto cualquier programa de televisión podía dividir su emisión en dos o más partes y así potenciar el tramo de emisión que más le interesara. Esto había servido para que el programa en cuestión pudiera presumir de mejores audiencias en su tramo principal.

Así hasta el 1 de septiembre, la mayoría de esos programas optaron por renunciar a esta estrategia. Sufriendo con ello una bajada generalizada desde el primer día. Otros, como Aruseros, Todo es mentira, La hora de La 1 y Cuatro al día, aún siguen dividiendo su emisión aplicando las nuevas reglas de Kantar.

La audiencia de Al Rojo Vivo ha disminuido y hasta Ferreras se preocupa con los cambios 

Sin embargo, hasta el 31 de agosto, Ferreras contaba con dos tramos diferentes: Al Rojo Vivo: Previo de 11:00 a 12:35 y Al Rojo Vivo de 12:35 a 14:30. Actualmente solo cuenta con uno de 11:00 a 14:30h que recoge sus tres horas y media de emisión.

En realidad, el programa de Antonio García Ferreras, Al Rojo Vivo, lo están viendo actualmente la mitad de los espectadores que antes arrastraba muchísimos de Aruseros y le hacían subir la primera hora, pero ahora que se mide en global pierde 400.000 espectadores. Algo que la producción ni siquiera se esperaba.

First Dates Sobera