Depresión de Pablo en Pasapalabra convierte a Javier Dávila en favorito

El legendario concursante empieza a tener una curva descendente de malos resultados

Javier ha llegado a Pasapalabra para ser el favorito a ganarse el gran rosco. Pero al mismo tiempo, le está haciendo un infierno la vida a Pablo que aún no consigue recuperarse desde que el profesor arribó al plató de Antena 3. Ya son 9 programas sin poder vencer a su rival, y muchos afirman que el violinista está entrando en lo que parece ser una depresión.

Es bastante preocupante el estado de nerviosismo que ahora maneja el tinerfeño. El cual nunca se le había visto cuando enfrentó a Luis de Lama. En su último programa quedó a tan solo una palabra de llevarse el bote. Con esta ya son 12 ocasiones en las que Pablo se queda a tan solo un fragmento, lo que le ha causado gran conmoción en él.

favorito Javier
La cara de un Javier que sabe que es favorito y que solo está jugando con las ansias de Pablo

Pablo dejó escapar la posibilidad de llevarse el bote en un rosco fácil, y cada vez se convierte en el menos favorito ante un Javier más poderoso que nunca

Cada vez que los dos salen al plató a demostrar quien es el mejor, los televidentes se siguen convenciendo que es Javier el favorito a llevarse el bote. Además la gente en redes tiene la firme convicción que Pablo acabará en la silla azul eliminado por el profesor. Esto sin duda empieza a generar pánico en el chico de los 220 programas.

Esta vez el tinerfeño dejó escapar un rosco bastante fácil el cual el denomina como “el rosco de 25 palabras apuntadas”. Pero lo que más le dolió es que tuvo la oportunidad de responderlo en su totalidad y acabarlo. ¡Qué Rosco! ¡Qué pena de Rosco! Es un Rosco de 25 apuntadas. De los que… Bueno, qué se le va a hacer…”. “Habrá más” se lamentó Pablo.

El favorito Javier sigue firmando la paz en Pasapalabra y eso aliviana la tensión en Pablo

Para fortuna de Pablo, Javier es de los que les gusta disfrutar un buen duelo hasta el final. Por que de ser una persona que solo tiene en su mente acabar con su rival, el tinerfeño ya se habría despedido hace muchos programas. Sin embargo El salmantino acumula 12.000 euros en 36 programas, y en los últimos ocho programas, ha logrado siete empates y esa victoria en el programa.

“Cuando me ofrecen la paz, la suelo aceptar salvo que esté muy seguro. Hoy no merece la pena. Me voy a quedar en la ‘Y’ para resistir la tentación de ir a otras dos. Tú tira. Son mis rollos. Tú cumple con tu deber y lee”. El presentador respondió. “Sí, yo leo y ya está, que para eso me pagan. ¡A sus órdenes, Javier!” El bote llegará este lunes a 1.600.000 millones de euros.

Bisbal Voz