Derrumbe de Miralles en Servir y proteger tras revelar toda la verdad

Antonio se encuentra con la confesión de la inspectora quien no puede evitar controlar su amor por Tomás Salgado

Después de que la inspectora Miralles en Servir y proteger consiguiera interrogar a Mabel, la ex mujer de Tomás Salgado, la comisaría de Distrito Sur ha evidenciado algo que los espectadores no contaban. Y es que la misma Miralles ha decidido contar la verdad a Antonio de lo que le ocurre con Salgado.

Y es que en los últimos capítulos conocíamos que la inspectora Miralles no podía ocultar más la verdad que le estaba costando su relación con su marido, Antonio. Pero de la que no puede hacer frente ante lo que siente con el inspector Tomás Salgado. Más ahora que regresó su ex mujer, Mabel.

Miralles no puede hacer frente a lo que siente por Tomás y le cuenta la verdad a Antonio

Ante todo, y como dejó claro antes de contarle la verdad a Antonio, la de Distrito Sur necesita espacio para saber qué hacer con su vida, por lo que, sin consultarlo ni hablarlo con nadie, toma la decisión de marcharse a Italia una temporada. Sobre todo con el fin de pronunciarse sobre sus sentimientos al inspector.

“Alejarme de Distrito Sur me permitirá ver las cosas con otra perspectiva”, piensa mientras prepara el equipaje. Lo que no contaba es que fuera el mismo Salgado el que pudiera interferir para que ella no se marchara. Aún sabiendo que iba a contar la verdad a su marido, Antonio.

verdad miralles
La verdad contada por Miralles pone fin al matrimonio con Antonio en Servir y proteger

El marido de Miralles sabe que la única solución es el divorcio

En esas, lo que vemos es que Tomás se queda sorprendido al saber que la inspectora Miralles se ha marchado de forma repentina a Italia. El inspector se queda desconcertado con la noticia. Sin embargo, no es el único que se queda extrañado, también Antonio, lo está.

Mientras, y siguiendo con las complicaciones en su matrimonio (y que no cesan), para su marido la repentina marcha de Claudia solo confirma que sus celos no son infundados. El médico teme por el futuro de su matrimonio y se desahoga con Néstor, a quien le cuenta la verdad que le citó Miralles. Por su parte, sabe que es posible que la única solución sea el divorcio, pero le duele perder la familia que ha construido.

Casa Papel Berlín