Descubrimiento dramático en Al rojo vivo hace estallar a Ferreras

Bronca del presentador a los irresponsables que se saltan las normas

El programa Al rojo vivo, que dirige el periodista Antonio García Ferreras, sigue con determinación cada novedad sobre la crisis sanitaria derivada del coronavirus. Este miércoles, tras registrarse las primeras sanciones por saltarse las normas que dicta el Estado de alarma, el periodista de La Sexta ha estallado de manera fulminante.

El que no conozca a Ferreras, debe saber que no es un trabajador que se dedica al mundo de la información. Es un enfermo de la comunicación, necesita estar las 24 horas en vilo ante cualquier suceso que merezca ser cubierto con todo lujo de detalles.

Ferreras

Por tanto, a nadie le debería sorprender la intensidad con la que está trabajando en estos días tan difíciles para España por la expansión del temido COVID-19, conocido popularmente como coronavirus. Y hay cosas que Ferreras no puede tolerar.

Porque en España, la gran mayoría de la ciudadanía ha respondido con solidaridad y responsabilidad. Se han quedado en casa y han evitado que siga la propagación del virus. Pero, como no podía ser de otra forma, siempre hay excepciones.

Ferreras

Y este miércoles, se ha destapado en Al rojo vivo que se han producido 73 detenciones por desobedecer las normas marcadas por el Estado de alarma decretado por el Gobierno de España. Una situación que ha hecho enfadar a Ferreras de forma contundente.