El Arsenal de Unai Emery da por cerrada la plantilla y concede al Atlético de Madrid la opción de cerrar un fichaje de relumbrón

 

El Atlético de Madrid ha visto este domingo cómo Antoine Griezmann, Lucas Hernández y Thomas Lemar se proclamaban campeones del mundo en Rusia 2018. Lo que no sabían en el conjunto colchonero es que puede que no sean los únicos jugadores atléticos que se han alzado con la Copa del Mundo este verano.

Resulta que el Arsenal de Unai Emery ha sorprendido a todos al declarar que la plantilla está cerrada. En teoría iban a pagar la cláusula de Steven Nzonzi, que son 40 millones de euros. Emery en un principio había pedido al mediocentro francés, sin embargo, con Lucas Torreira da por cerrada las llegadas.

Nzonzi Atlético

El principal perjudicado ha sido el Sevilla, que ya contaba con la salida del jugador y con los 40 millones ingresados para poder acometer más fichajes. En ese escenario el Atlético ha irrumpido para tratar de negociar un traspaso sin tener que pagar cláusula. Nzonzi es un sustituto ideal para Gabi.