Despidos de El Chiringuito dependen del cambio de canales

El programa puede sufrir numerosas modificaciones en función de la adaptación de la audiencia a la nueva distribución de la TDT

Se viene un verano muy movido en El Chiringuito. Bueno, un mes de agosto para ser exactos. Tras un año muy complicado por el confinamiento y la reducción drástica de ingresos en los meses de marzo, abril y mayo, es previsible una nueva estructuración de la plantilla. De esta manera, se trata de ajustes para no perder un formato espectacular creado por Josep Pedrerol.

Pero ahora, a la crisis económica de la que se intenta salir con esfuerzo y dedicación, se puede unir otro factor que tiene muy preocupado al presentador de El Chiringuito de Jugones Josep Pedrerol. Se trata de los nuevos cambios que sufrirá la televisión.

El Chiringuito
Josep Pedrerol, presentador de El Chiringuito

Cambios profundos en la TDT

Porque con la llegada de las redes 5G, la televisión deberá sufrir una nueva transformación que afectará a numerosos territorios a lo largo de toda España. Todos aquellos que no tengan contratado ningún servicio de televisión por fibra óptica tendrá que hacer algunos ajustes.

La TDT tal y como la conocemos sufrirá cambios importantes de frecuencia, lo que obligará a resintonizar muchísimos canales si se quiere seguir disfrutando de la televisión gratuita. Y estos cambios, lógicamente, afectan y mucho a Mega.

El Chiringuito
El Chiringuito cuenta con un colaborador que puede recibir un honorífico periodístico

Pedrerol muy preocupado

Ni que decir tiene que Josep Pedrerol está muy pero que muy preocupado. Y no es para menos. Ya que no todos los espectadores están familiarizados con la tecnología y puede darse el caso de que con la nueva frecuencia la audiencia de Mega se desplome.

Esta circunstancia, de producirse, supondría un duro golpe a El Chiringuito, que debería readaptarse a la nueva situación. Las consecuencias más inmediatas podrían producirse en forma de despidos de algunos de los tertulianos que tiene en nómina Pedrerol.

Hormiguero Pablo Motos