Espeluznante secreto salva reputación del mejor amigo de Harry

La literatura siempre ha sido un mundo que transporta a sus lectores a espacios desconocidos, escenarios donde la verdad puede ser transformada para bien o para mal. Simplemente es maleable y fascinante. Sin embargo, para todos los críticos de Ron, esta jugará un papel muy importante para reivindicar el rol como mago del mejor amigo de Harry Potter.

Ron Weasley, es el blanco de la discordia en este momento, sus habilidades como mago dentro del inicio de la trama nunca fueron bien vistas, dado su primer intento de magia para descrestar a Harry cuando esperaba cambiar de color a Scabbers, roedor que tenía como mascota.

El conjuro rezaba: “Rayo de sol. Margaritas con mantequilla. Volver amarilla a esta ratilla“. lo que desafortunadamente terminó en un simple chispazo. Ahora, ¿Por qué el hechizo no funcionó? para tal respuesta, se debe haber leído el libro que narra Harry Potter y el prisionero de Azkaban o, en su defecto, haber visto la película.

Es así como de estas dos formas podemos saber la espeluznante verdad de Scabbers, que en realidad era Peter Pettigrew, siervo de Lord Voldemort, lo que en realidad deja “bien parado” a Ron, siendo que el conjuro únicamente servirá con ratas verdaderas.

De modo que las habilidades de Weasley podrían bien haber sido muy buenas desde el comienzo, pero, desafortunadamente el historial y la fama familiar tampoco le ayudaron mucho para poder demostrar todos los trucos que lo ratificarían como un aventajado de la magia.