Críticas al informativo de la televisión pública por una visión partidista de la situación

Con la crisis sanitaria, la relación entre Gobierno y oposición es más radical que nunca. Al menos entre sus seguidores, ya que todo parece ahora ser culpa de Pedro Sánchez. Y por ende, llueven críticas hacia todos los sectores habidos y por haber. Un ejemplo es El Telediario, de TVE, donde una profesional legendaria como Ana Blanco vive sus momentos más duros.

Es evidente que la televisión pública, por mucho que se venda transparencia e imparcialidad, debe regirse por el Gobierno de España. Porque al final hay muchos intereses en juego, como sus puestos directivos o tener acceso a la información.

Ana Blanco

Por tanto, desde el Telediario de TVE, no se puede ser muy crítico con el Gobierno de España. Y esto está pasando factura a una Ana Blanco que ha resistido durante más de 30 años sin demasiadas críticas, sobresaliendo siempre su intachable reputación.

Pero ahora, no hay tele que se libre. Según la enfada derecha española, todos parecen estar al servicio del Gobierno. Ya que ni Antena 3, ni Cuatro, ni La Sexta se libran. Así que mucho menos se iba a librar el informativo de la tele pública.

Telediario

Estas semanas han llovido críticas hacia Ana Blanco, primero por justificar todo sin dudar y lo último ha sido por presentar El Telediario vestida de morado. Muchos comentarios han inundado las redes, acusando a Ana Blanco de llevar el color del 8-M, de Podemos y en consecuencia, para la ultraderecha claro, del COVID-19.