Directivos del Barça y del PSG han almuerzado en el Palauet Albéniz de Barcelona