Disparatada explicación en Dark para ver resurrecciones en el mundo original

La serie sigue dejando más dudas que certezas después de su gran final

Dark se convirtió en el nuevo fenómeno mundial de Netflix, que con una historia llena de enigmas y que atrapó desde el principio hasta el fin, logró llegar a gran parte del público en el mundo que pudo presenciar en la tercera temporada, el destino de Jonas Kahnwald y Martha Nielsen, quienes tuvieron que deshacer el nudo que causó grandes problemas para ellos y sus familias.

El principio es el final y el final es el principio, es la frase que más usaron los protagonistas en todas sus versiones, tanto jóvenes como adultas y sobre la cual se movió gran parte del argumento en Dark. Esta premisa ha logrado resolver la mayoría de cuestiones en la serie, incluso fue el punto de partida para que Claudia Tiedemann descubriera el camino para solucionar todo.

Dark Jonas y Martha
Jonas y Martha supieron desatar el nudo que los ligaba

La temporada final resolvió dudas, pero dejó a su vez, dejó otras tantas

Con la tercera temporada finalmente pudimos saber que el relojero H.G. Tannhaus en su desespero por haber perdido a su hijo, su nuera y a su nieta en un accidente de auto, crea una especie de máquina del tiempo en el mundo original, dato que es revelado por Claudia, tratando de recuperar a su familia, pero lo único que consiguió, fue crear los mundos de Jonas y Martha.

En sus versiones adultas, mejor conocidos como Adán y Eva, tratan de solucionar el nudo en cada mundo de ellos sin lograr éxito nunca, repitiendo siempre la misma historia. Solamente, cuando Claudia decide dejar de pelar en un bando u otro, es que descubre que el mundo original existe y allí es donde los protagonistas deben actuar, evitando que Tannhaus invente dicha máquina.

Netflix
El mundo de origen en Dark, fue la respuesta que encontró Claudia Tiedemann

Jonas y Martha desatan finalmente el nudo y se despiden en una escena memorable

Así sucede y ellos resuelven el asunto, dándose cuenta de que nunca debieron existir y como bien decía Jonas, eran un error en la matriz. Luego de llegar al mundo original, se atraviesan en el camino del hijo del relojero y le advierten que no siga adelante del camino porque se encuentra cerrado, este hace caso y se devuelve, dejando una escena memorable tanto para Tannhaus, como para Jonas y Martha, que desaparecen.

Pues bien, en la escena final nos podemos dar cuenta que están reunidos: Peter, Bernardette, Katharina, Regina, Hannah y Wöller. Allí Hannah está embarazada de Torben y esperan un hijo. Luego de una escena de lluvia donde hay un apagón, ella dice que tuvo un deja vu y observó un impermeable amarillo. Al final se le pregunta por el nombre que le pondrá a su hijo y dice que Jonas suena bien. Aquí es donde quedan grandes preguntas, sobre si el nacimiento de Jonas será inevitable, el papel que jugaría ahora en el mundo original o incluso, si con su llegada al mundo se abrirá un nuevo portal.

Ramiro Servir proteger