Djukic busca más músculo para frenar al Valencia