Doble preocupación del Alavés con subasta goleadora del RCD Espanyol

El RCD Espanyol provoca dos preocupaciones extras al Alavés con intento de relevar a Borja Iglesias

Al fin hemos llegado al desenlace de la operación Borja Iglesias. El delantero del RCD Espanyol ya ha sido anunciado oficialmente como nuevo jugador del Betis. Según los pericos han abonado la cláusula, según el Betis pagarán 20 millones ahora y 8 en diferentes conceptos. El caso es que el Panda goleará en el Betis.

Las últimas horas habían sido frenéticas en el mercado de fichajes. El Sevilla FC había visto cómo el AS Mónaco pagaba los 40 millones de la cláusula de Wissan Ben Yedder y el Valencia aceleraba la venta de Rodrigo Moreno al Atlético por 60 millones. Todos ellos habían tratado de convencer a Borja Iglesias.

Borja Iglesias

Con el dinero fresco, el Betis decidió finalmente espabilar y pagar el precio de Borja Iglesias y, por tanto, Sevilla y Valencia se ven ahora obligados a mirar en busca de otros objetivos. En cualquiera de los escenarios, el RCD Espanyol ya sabía que se iba a quedar sin su delantero estrella, por lo que se había movido muy bien en busca de un sustituto.

Muchos han sido los nombres que han aparecido en la agenda del RCD Espanyol en los últimos tiempos. Sin embargo, los dos últimos en sumarse han creado una gran preocupación al Alavés. Uno de ellos sería el argentino Jonathan Calleri, objetivo del conjunto vasco. El otro, un Munas Dabbur que no entra en los planes del Sevilla FC y que impediría la salida del otro objetivo del Alavés: Munir El Haddadi.

© Copyright 2019 GOL digital ·