Donald Trump manda robar el material sanitario europeo en China

Estados Unidos toma una situación ventajosa para reducir la delicada situación que atraviesa el país

Con la situación cada vez más tenebrosa por la pandemia del coronavirus, los diferentes países toman cualquiera de las opciones disponibles para prevenir que esto afecte a sus ciudadanos. Y, como es lógico, en Estados Unidos también tienen esa intención y cuentan con una de las personas más estrategas de todo el panorama político mundial, Donald Trump. Un hombre capaz de traspasar límites para conseguir sus objetivos y la tranquilidad del pueblo estadounidense.

Donald Trump tiene tantos detractores como personas encantadas con él, pues no es una persona que pasa desapercibida. Alguien capaz de convertir una situación desesperada en una oportunidad para aumentar su grandeza. Algo que ha vuelto a demostrar en esta extraña situación que atraviesa el mundo. Con todo el planeta pendiente a la búsqueda de una solución para el coronavirus, la tensión está muy presente en todos los lugares y cualquier bulo pasa a convertirse en real para así intentar tranquilizar a las masas.

Donald Trump

Informaciones falsas que pasan por métodos no contrastados y carentes de lógica para ser la solución a esta pandemia. Pero cuando el peligro acecha, el pensamiento pasa a un segundo plano y todos actúan buscando sobrevivir. Por ello, y para prevenir los contagios, se ha decretado en muchos países el confinamiento de la población.

Una solución que quiere frenar la famosa curva de contagio de este virus con origen asiático y que tantas vidas está cobrándose. Por ello, los dirigentes de los países optan por herramientas para prevenir el contagio tales como mascarillas que son el objeto de deseo en todo el planeta.

Donald Trump

Tal es el problema de abastecimiento de estos materiales sanitarios, que tiene al mundo colapsado. Por ello, se ha optado por recurrir a las compras al gran gigante de la producción en masa, China. Un mercado en el que cada país está comprando gran cantidad de productos pero que tiene un competidor que ha llegado en el último momento, y nunca mejor dicho. Donald Trump está abasteciendo a los Estados Unidos con miles de mascarillas que logra comprar justo antes del despegue de aviones que iban rumbo a otros destinos.