‘Dongol’, el nuevo Larsson está en casa