Dos súper ventas del Real Madrid para fichar al capricho de Ancelotti

Todo va por el camino correcto y el club merengue se ajusta a las necesidades propias del mercado

Sigue en pie la idea del Real Madrid en cuanto a la planificación ideal de su plantilla de cara a a esta nueva temporada, y para ello ha emitido una posible compra y dos ventas necesarias. De esa manera se preparan para enfrentar el medio, ya que como bien se sabe, no están pasando por un momento propiamente positivo desde lo económico.

En esta ocasión han tenido que enfocar el paso de Mbappé a otra dirección, ya que el astro francés es una pieza muy negada desde su país y todo hace indicar que en tanto no rebajen sus aspiraciones económicas el tema no podrá darse. Ante tal agravio la solución es Richarlison, la figura del Everton que para ser ejecutada necesita como mínimo la venta de dos sentenciados por el estratega italiano.

Carlo Ancelotti
Carlo Ancelotti sigue gestionando la plantilla del Real Madrid, en esta oportunidad con un delantero de alto impacto

Listas las ventas, el Real Madrid solo espera por los interesados

Estos jugadores son Luka Jovic y Mariano Díaz. Al parecer no han hecho migas con el entrenador y dadas sus características prefiere un hombre que le haga trabajos exteriores más que de referencia. Como se sabe la idea es que el jugador ajuste sus pretensiones y más que el protagonista los Toffees. Su valor de venta es de 90 millones, cifra que se sale de todo margen ahora mismo.

De manera que se ha entrado en la zona muerta, esperando que aparezcan los interesados por los puntas antes referenciados a fin de plantear dos opciones. La primera de ellas responde a un intercambio, y la segunda a una posibilidad de venta para financiar el pago del brasileño que por estos días está disputando el campeonato olímpico de Tokio 2020.

Con el panorama mucho más claro siguen surgiendo posibilidades este verano

Mbappé es un deseo muy costoso, pagar por encima de los 250 millones de euros hace que ningún club en el mundo tenga opciones en este instante. De manera que la situación es simple, hay que dinamizar el entorno, y para ello es necesario fijarse en otros objetivos. Así que todo parece listo y para evitar entrar en pagos exagerados buscarán que sean dos los llamados en vez de uno.

El otro implicado es un defensor central, que como bien se sabe es ahora mismo una necesidad imperiosa. Este jugador es Pau Torres, la figura del Villarreal, que sigue en pie de su idea por salir del Submarino Amarillo. Ancelotti ya ha advertido las dos necesidades y no corre por ningún lado negativo la idea, es más, los jefes están tirando de la tesorería para intentar ajustar las opciones a un plano absolutamente real. Veremos.

Dani Carvajal