El adiós a la francesa de Higuaín indigna a Florentino Pérez y a los directivos… por José Félix Díaz

NO HA PRESENTADO OFERTA ALGUNAGonzalo Higuaín repite estrategia un año después. Si con la pasada Liga en la Cibeles, el argentino especulaba con su futuro fuera del Real Madrid, en esta ocasión ha sido más directo y contundente en su mensaje. "Mi ciclo en el Real Madrid ha terminado", señaló el argentino al término del partido ante Osasuna.El mensaje sorprendió en la zona noble. Florentino Pérez y compañía no habían recibido aviso alguno. Nadie del entorno del jugador había hablado con ellos en las últimas semanas y tampoco habían hecho llegar lo que el pasado sábado fue un anuncio de adiós en toda regla. Es más, consideran que el argentino ha faltado a la entidad al decir eso casi en la escalerilla del avión, sin capacidad de respuesta o movimiento del club.La relación entre Higuaín y el Real Madrid está rota por completo. El jugador habla de la ausencia de un compromiso adquirido por parte del club hace un año, con una mejora de contrato de fondo, que sería la segunda hecha con Florentino Pérez en la presidencia. Mientras, en la zona noble del Bernabéu hablan del rendimiento, que no del compromiso, como principal argumento para dar la espalda a ese aumento de sueldo que, según ellos, nunca prometieron cuando Mourinho convenció a Higuaín para prolongar un año más su estancia en la entidad madridista.Lo que no esperaban era esta actuación del delantero y más sin previó aviso o sin llamada alguna de un equipo que pudiera estar interesado en su fichaje. Higuaín habló de la Juventus, pero la única comunicación del club turinés solicitando el fichaje del argentino, se remonta al año 2010, justo cuando Marota asumía la dirección general del club. A partir de ese momento no ha habido propuesta alguna. Hace dos semanas, dirigentes de uno y otro equipo comieron juntos con motivo de la presentación del amistoso de veteranos de la próxima semana y en la charla en ningún momento salió a relucir el nombre del ex de River Plate.Los dirigentes blancos facilitarán la salida de Higuaín siempre y cuando la posible oferta que presente se acerque a lo que otros clubes pudieran pedir por sus delanteros de referencia. En sus cálculos no entra en estos momentos soltar al argentino por 20 para pagar los 63 millones de euros que tiene Cavanhi como cláusula de rescisión o los 50 millones que dicen pide Liverpool por Luis Suárez, jugador por el que el Real Madrid no ha hecho movimiento alguno en las últimas semanas. Los 200 millones de euros que figuran como cláusula de rescisión de su contrato es una cantidad que nadie está dispuesto a pagar. Esta fuera de toda lógica, pero lo que ha sorprendido por la zona noble es esta contundente declaración de intenciones cuando no hay oferta alguna por él, como tampoco la hay por ningún otro jugador de la actual plantilla blanca.Además, en esta temporada la afición ha dado la espalda a un Higuaín que, de nuevo, no dio la talla en los partidos importantes de la temporada. 16 tantos en Liga, por uno solo en la Champions, competición en la que está negado pues tan sólo ha logrado 8 goles en 7 temporadas y 48 partidos, han sido datos definitivos para que la grada desconecte por completo del delantero. El problema es que ahora el cortocircuito también llega desde la sala de Juntas del estadio madridista.José Félix Díaz / elconfidencial.com
descartes koeman