El agujero en la gestión que oculta el presidente del Athletic Bilbao

En Bilbao llevan un tiempo pensando que en el Athletic se cobra mucho pero se trabaja más bien poquito, esa es la herencia de Urrutia al frente del club

 

El Athletic Club viene de una época en la que cada año ha ido un poco a peor. La sensación que hay en Bilbao es que el equipo, hasta la llegada de Eduardo Berizzo, iba a la deriva en lo deportivo. Es cierto que han ido perdiendo piezas importantes. Se marcharon Javi Martínez, Ander Herrera, Fernando Llorente y más recientemente Laporte. Los recambios no han sido todo lo bueno que se pensaba.

Sin embargo lo que más preocupa es esa sensación de dejadez en el terreno de juego. El Athletic en los últimos tiempos ya no ha mordido tanto. Cualquier equipo llega a San Mamés y es capaz de sacar un buen resultado. Hay un pensamiento en la calle de que el equipo ha caído en el acomodo. Sueldos altísimos y poco compromiso.

Urrutia Athletic

Además, en lo económico, Urrutia deja un pasivo oculto tremendo. Jugadores como Iñigo Lekue que no se sabe su rol, tienen contrato hasta 2023. Uno de los últimos en llegar Cristian Ganea, ha firmado hasta 2021. Siendo lateral izquierdo y estando Balenziaga y Yuri Berchiche. Algo huele raro ahí, la gente habla y el debate se ha traslado a los bares de Bilbao.

© Copyright 2018 ⋆ GOL digital ⋆ ·